Contáctenos Ahora
+571-7571891 +57-310-2332302

El matrimonio y el divorcio

El divorcio es un trámite por medio del cual se da fin a una relación vinculante de carácter legal, quiere decir el matrimonio, el matrimonio es una de las instituciones más importantes de la sociedad, pues es por ella, que se integra la familia, y por lo tanto, la perpetuidad de la especie.

El matrimonio es un contrato, un contrato de carácter civil porque el Estado hace parte de él, puesto que sea un matrimonio civil o un matrimonio católico, deberá ser registrado ante el Estado civil, para que así conste y haya una prueba de su existencia. Además de lo anterior, es un contrato solemne, porque necesita unos requisitos específicos para que tenga validez y nazca a la vida jurídica, y el cual debe contener tres requisitos como mínimo, o elementos esenciales para su conformación:

  1. Convivencia
  2. Ayuda o socorro mutuo y
  3. La Procreación

El contrato de matrimonio es la unión de dos personas, que conlleva un reconocimiento jurídico, social, cultural y económico, ya que desde el momento en que el contrato es celebrado, nace la sociedad conyugal, una sociedad de carácter económico, la cual tiene como fin sopesar todos los gastos derivados de la vida en conjunto, y la comunidad de bienes que adquiridos dentro de la misma la conforman. El matrimonio desprende derechos y obligaciones para cada una de las partes, contiene una reglamentación que no puede ser vulnerada, ni violada, toda vez que al suceder, configura o empodera a una de las partes, para solicitar el divorcio a la otra, por haber faltado en las obligaciones del contrato mismo.

El divorcio es la disolución legal del matrimonio, es la separación definitiva de manera real y material, pues conlleva la separación de cuerpos y la separación de bienes, diluyendo cualquier vínculo que pueda coexistir en la pareja, a menos que existan hijos derivados de esta unión, teniendo en cuenta que los hijos los unirán por siempre.